Estancias

Entrada de una Estancia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Volverse propietario de una estancia de cría o
de una propiedad agrícola en el Paraguay

La tierra en América Latina, y principalmente en el Paraguay, ha sido siempre un bien de refugio o moneda fuerte, como el oro o el franco suizo.

La cría y la agricultura están ligadas a toda la historia del Paraguay. Gracias a la buena salud de la economía del país y de la demanda creciente de productos agrícolas y bovinos, el emprendimiento atrae capitales.

Volverse "Estanciero" o "Gentleman-Farmer" es acceder a un alto status social privilegiado, con un importante nivel de vida, pero es igualmente una empresa que hay que llevar a buen puerto.

Para eso, es importante comenzar bien.

Elección de una estancia de cría o de un terreno a desarrollar.

Para ayudarle a presupuestar su futura inversión en un terreno a desarrollar como estancia de cría, en promedio 35% del capital inicial servirá a la adquisición de la propiedad, 35% a la formación y el desarrollo, y 30% a la compra de la tropa.

La duración de la formación varía según la superficie, pero sobre todo en función al presupuesto mensual invertido. Con un presupuesto mensual adecuado, el período de desarrollo dura en promedio 8 meses. Hay que aguardar 6 meses luego de haber sembrado el pasto para llevar los animales.

Primero, hay que determinar la región.

El Chaco central ofrece la mejor relación entre inversión y rentabilidad para la cría, y esta región está en pleno desarrollo. Con la soja, la región oriental se ha vuelto imposible para la cría. Algunos sectores, como el departamento de San Pedro, deben ser evitados en razón de los conflictos sociales.

La tierra del Chaco central, de buena calidad, tiene un buen rendimiento, la pluviometría es aceptable, y hay agua en el sub suelo.

Esta zona ha sido desarrollada por los Mennonitas, las vías de comunicación son objeto de mantenimiento, muchos sectores tienen electricidad. Hay varios frigoríficos en la región, otros están siendo construidos. La proximidad de los frigoríficos facilita la venta de los animales y evita transportes costosos. La cooperativa de Filadelfia provee todo el material para el campo. Hay igualmente varios supermercados en la región.

Hay muy pocas estancias formadas en venta en esta región, pues los propietarios venden rara vez una explotación que rinde bien. Es entonces preferible orientarse hacia una propiedad de monte virgen a desarrollar. Los precios varían entre 400 USD y 800 USD la hectárea, en función a la proximidad de Filadelfia.

La región de Agua Dulce, en el departamento de Alto Paraguay, ofrece igualmente buenas condiciones para la cría bovina. Es una región un poco alejada, pero los precios de las tierras son más bajos, se encuentran aún terrenos a desarrollar a partir de 350 USD la hectárea.

Escoger una propiedad agrícola

La elección de una propiedad destinada a la agricultura se hace en función a la actividad elegida y a la región adaptada a la producción. La agricultura se encuentra generalmente en la región oriental.

La soja es principalmente producida en los departamentos de Itapúa y Alto Paraná. Los precios son ahí más elevados. Otras regiones son aptas para la soja, pero con un rendimiento inferior. Los precios son evidentemente más bajos. Ciertos sectores, como por ejemplo el departamento de San Pedro, deben ser evitados en razón de los conflictos sociales.

Después de la soja, se encuentran el maíz, el trigo, el arroz, el sésamo, la caña de azúcar, el algodón, la stevia y aún otros cultivos.