Inmobiliario

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Construcción inmobiliaria

Sector público

Tras un inicio del año 2012 sin mucha convicción, el sector de la construcción de obras públicas ha recuperado su esplendor, con una proyección de inversión de mil trescientos millones de Euros, según el vicepresidente de la cámara paraguaya de la construcción (COPACO).

Asunción ha comenzado a crecer, con la puesta en marcha de grandes obras como la Costanera, un paseo que rodea la bahía de Asunción y un proyecto de conversión del centro de la capital, en desarrollo inmobiliario.

Está prevista igualmente la construcción de una línea hidroeléctrica a partir de Itaipú, la realización de una fábrica en Yacyretá, la construcción de un acueducto de 202 km en el Chaco, entre Puerto Casado y Loma Plata, está por venir también un nuevo sistema de transporte metropolitano, y muchos otros proyectos.

La falta de recursos del estado, debida a un sistema fiscal muy débil, afecta la inversión en infraestructura y desarrollo del país.

Algunos proyectos son cedidos al sector privado bajo forma de concesiones, como lo han hecho otros países.

Otras iniciativas son puestas en marcha, como las concesiones de los tres principales aeropuertos.

El sector privado

El sector privado de la construcción sigue creciendo con el mismo dinamismo desde 2009, estimulado por una política de estado que alienta el crédito inmobiliario y el aumento de las inversiones privadas. Las inversiones inmobiliarias han aumentado 80% en Asunción.

Los inversores extranjeros confían más ahora en el país, y numerosos proyectos, algunos bastante importantes, están siendo llevados a cabo.

El World Trade Center, cuatro torres de una inversión de 50 millones de dólares, en el barrio financiero de Asunción, centros comerciales, hoteles boutique gracias al boom de la hotelería, edificios de oficinas, con la venida de sociedades extranjeras, casas de lujo en los barrios residenciales, locales industriales y comerciales.

Con el boom de la construcción en Asunción y en las ciudades, los precios de los terrenos residenciales y comerciales han comenzado a trepar, pero siguen siendo accesibles en comparación a los países vecinos, salvo en las zonas más exclusivas de Asunción, donde los precios del metro cuadrado se acercan a los de las capitales vecinas, Buenos Aires y Montevideo.